fiesta de La endiablada

 Fecha Del 2 al 3 de febrero Población ALMONACID DEL MARQUESADO (CUENCA) Imágenes Descripción Las fiestas en honor de la Candelaria y San Blas cobran gran esplendor y son de las más conocidas y originales de toda la provincia. En ellas destaca un grupo de hombres y niños de la localidad, que constituyen la “endiablada”. Estos “diablos” visten estrafalaria indumentaria a base de blusa y pantalón de tela floreada en colores vivos. A la cintura llevan colgando dos o tres cencerros de gran tamaño, que hacen sonar al andar; en la cabeza, un gorro de flores el día de la Candelaria y una mitra el día de San Blas, y en la mano, un palo o “cachiporra”. Toda la “endiablada” actúa a las órdenes del “diablo mayor”, cargo vitalicio que ostenta la persona más antigua del grup, que para distinguirse del resto de la “endiablada”, viste de color rojo. Este grupo, tras previas reuniones preparatorias, actúa el día anterior al anochecer, yendo primeramente a casa del “diablo mayor”, punto de reunión obligado para comenzar las actuaciones. Desde aquí, acuden a casa del alcalde, donde son agasajados, para pedirle permiso y poder actuar; una vez conseguido, dan su primera vuelta por el pueblo. Los días 2 y 3, desde tempranas horas de la mañana, comienzan a recorrer el pueblo, produciendo un estruendoso ruido con sus cencerros. Además de este grupo de “diablos”, aparecen los danzantes, representados por chicos hasta hace unos años y actualmente sustituidos por chicas. Entre los numerosos actos que tienen lugar estos días en Almonacid, hay que señalar el recorrido que hacen los “diablos” el día 2, mostrando la torta que han regalado las madrinas de la Virgen; van con ella de casa en casa, y ante esta gentileza las mujeres les obsequian con dulces. También el día 2 por la tarde tiene lugar el “lavatorio del santo”, acto simulado y llevado a cabo por el “diablo mayor”, que le lava con una toalla impregnada en anís. Otros datos de interés Durante estos días, los “diablos” danzan sin cesar a lo largo del recorrido de la procesión y en el interior del templo, produciendo un ruido ensordecedor con los cencerros al correr y dar grandes saltos. Por su parte, los danzantes, ejecutan danzas de palos y castañuelasy recitan “dichos” o poesías a la Virgen y a San Blas. 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: