Archivo para agosto, 2008

Los Caranquis

Posted in culturas ancestrales, HISTORIA, provincias, sitios turisticos, TRADICIONES Y COSTUMBRES with tags , , , , , , , , on agosto 31, 2008 by edmolin657
 
Como ninguna otra zona arqueológica del Ecuador, la perteneciente al territorio Caranquí está plagada de tolas o montículos artificiales de tierra, que aparecieron por primera vez en el poblado de Real Alto en el año 4.000 a.C. estas obras se distribuyeron en la zona norte en un amplio territorio delimitado por los valles formados por los ríos Chota al norte y Guayllabamba al sur. Los linderos occidental y oriental están marcados por las cordilleras, no obstante que en dirección a la Costa, las tolas se distribuyeron en la zona noroccidental, como las identificadas en el sitio Tulipe o en Secuambo, al occidente de quito y Mira respectivamente. De estos montículos, sin contar los que han desaparecido, son notables por su tamaño, magnitud y número de construcciones, los ubicados en Cochasquí, Puntiachil, Zuleta, Pinsaquí, Gualimán, Socapamba, Atuntaqui, Ajaví. De todos ellos solo unos pocos han sido estudiados.. Del estudio de estas fuentes y de otras de tipo etnohistórico, se concluye que el área cultural Caranqui en la época anterior a la ocupación inca, se hallaba habitada por una sociedad muy homogénea en cuanto idioma, costumbres ceremoniales y funerarias, modo de vida y sistema de organización. Las tradiciones ceremoniales y funerarias están vinculadas precisamente con la existencia de las tolas y montículos tronco piramidales. Las tolas, de forma circular, generalmente eran monumentos funerarios, pues debajo de ellas se encuentran tumbas…mientras que las grandes plataformas de cangahua, como aquellas existentes en Zuleta, Cochasquí, Atuntaqui, constituyeron centros de residencia, importantes para la satisfacción de necesidades ceremoniales, como la coca, conchas, cueros y pieles de animales, que provenían de otros pueblos ubicados en la llanura costera o en la amazonía. De lo indicado se deduce que la agricultura se convirtió en la fuente más importante de recursos, a más de la cacería y la cría de animales domésticos como el cuy. Respecto a la agricultura se debe resaltar la extraordinaria fuerza de trabajo invertida por este pueblo para construir obras de uso agrícola, como los canales de riego, los camellones y terrazas agrícolas. Otros testimonios materiales de la cultura caranqui están expresados en la cerámica, en los metales y en el trabajo de la piedra. Es esta alfarería se puede identificar recipientes de uso doméstico, muy ordinarios y otros, probablemente de uso funerario y ceremonial. Entre los primeros, son diagnósticos los platos casi planos, con una banda de pintura roja en el borde interno, las vasijas trípodes, las vasijas zapato, compoteras de pedestal alto y anular, las vasijas asimétricas, loas botijuelas y una variedad de recipientes cerrados de cuerpo globular, utilizados seguramente en la preparación de alimentos. Los acabados de superficie más comunes en la alfarería de la zona, son el ordinario, es decir una cerámica con alisado muy burdo, el baño rojo, el pulido a guijarro, el rojo pulido y la pintura negativa; la decoración plástica es muy escasa, no obstante que existe figurinas antropomorfas y zoomorfas. En cuanto a los hallazgos de metal se deben destacar los valiosos objetos de oro, generalmente objetos de adorno corporal. En lítica se trabajó hachas, boleadoras, piedras de honda y esculturas. Fueron muy hábiles lapidarios… De acuerdo a estudios arqueológicos modernos, se puede decir que los caranquis constituyeron la suma de varios e importantes cacicazgos o señoríos de la sierra Norte del Ecuador, entre ellos se debe citar a los de Caranquí, Otavalo, Cochasquí, Cayambe, Pifo, Yaruquí, Probablemente el área de Pomasquí en las cercanías de Quito. Fuente: Eduardo Almeida Reyes, “Culturas Prehispánicas del Ecuador”, Quito Ecuador, 2000
Anuncios

Los secretos de Yaguarcocha

Posted in fotografias, HISTORIA, notas periodísticas, provincias, sitios turisticos with tags , , , , , , , , , , on agosto 31, 2008 by edmolin657
Los secretos de Yahuarcocha

Científicos comprobaron la presencia de restos humanos bajo las aguas de la mítica laguna de Yahuarcocha, escenario de una sangrienta batalla entre caranquis e incas hace 500 años

Las crónicas dicen que las aguas de Yahuarcocha se tiñeron con la sangre de los caranquis sacrificados por los incas, hace cinco siglos. La ciencia acaba de confirmar que la masacre ocurrió. Casi un metro más abajo del fondo del lago, enterrados en el lodo, investigadores y científicos hallaron fragmentos de huesos que pertenecieron a cientos, quizás miles de indígenas.

Los vestigios estudiados presentan signos de una increíble violencia.

¿Cuántos caranquis, cayambis, otavalos y pastos dejaron su último aliento en sus orillas? ¿Cuántos cerraron sus ojos para siempre junto al lago?

Los indígenas creen que las lagunas son ciegas: los lagos no pueden ver y por eso no se mueven para ningún lado.

Pero Yahuarcocha, laguna de aguas quietas y azules, quizás abrió los ojos por esa única vez.

Escuchó los gritos, los llantos y el último suspiro de los sacrificados. Compasiva, acogió en su vientre de lodo los restos de los últimos rebeldes del incario. Y decidió guardar el secreto durante 500 años.

A inicios de septiembre pasado, un grupo de buzos e investigadores equipados con aparatos de última tecnología comprobó la veracidad de los relatos que los cronistas nos legaron: Yahuarcocha fue efectivamente un Lago de Sangre. Hoy es Lago de muerte.

La investigación no estuvo en manos de improvisados. El estudio lo realizó la firma Darwin Vest, especializada en logística subacuática y con experiencia en otros países, contratada por el Fondo de Salvamento del Municipio de Ibarra (Fonsalci) a un costo de 50 mil dólares para descifrar los enigmas de la laguna.

El trabajo incluyó datos sobre sedimentos, recomendaciones para el dragado del fondo de la laguna e información sobre las especies que viven en los alrededores.

Pero el punto fundamental fue descubrir la razón por la cual, desde hace casi dos años, una draga extraía con demasiada frecuencia fragmentos de huesos humanos.

¿Cómo desentrañar los misterios en una laguna con 2,5 kilómetros cuadrados de superficie inundada, casi ocho mil metros de perímetro y con profundidades de hasta 11 metros?

Los expertos identificaron, con ayuda satelital, 832 puntos referenciales en el espejo de agua y 280 en la periferia. Otros 46 puntos fueron calificados como de interés especial.

Entre fines de agosto y la primera semana de septiembre, cinco buzos se sumergieron en las frías aguas.
Estaban apoyados con equipos de alta precisión:

Herramientas satelitales, sonares, cámaras subacuáticas y un mini robot explorador, llamado Vídeo Ray GTO, el más avanzado para profundidades inferiores a los 150 metros y del cual se encuentran unos 600 explorando las aguas del planeta.

Camposanto bajo el agua
En la zona noroccidental del lago, los expertos encontraron “un número proporcionalmente alto de osamentas humanas fragmentadas con claros índices de violencia”, según consta en el informe que el experto Darwin Vest presentó en octubre al Fonsalci.

Mediante fórmulas para calcular el nivel de sedimento y su evolución a través del tiempo, establecieron una edad preliminar de los restos: “Según nuestros cálculos, estas osamentas han sido sepultadas en el sedimento hace unos 500 años, es decir, 1500 años después de Cristo”.

La historia contemporánea sitúa la batalla de Yahuarcocha entre 1497 y 1502.

La mayoría de estudiosos concuerda en que el episodio final, cuyo epílogo fue la masacre, ocurrió en 1501 en las orillas de la laguna, que hasta ese día se habría llamado Caranguecocha.

El estudio de los restos cubrió aproximadamente 300 metros cuadrados en 15 puntos de la laguna: apenas el 0,01 por ciento del fondo sublacustre.
“Considerando el número de vestigios humanos encontrados, podemos afirmar que existe una cantidad inusual y estadísticamente elevada de fragmentos”. Jean-Thomas Bujard, director de Darwin Vest, confirmó que los fragmentos óseos extraídos para estudio bordean el centenar.

El informe no deja lugar a dudas. “Las claras señales de violencia encontradas en los fragmentos de huesos humanos, perteneciendo a un amplio abanico de edades y corpulencias, apoyan la tesis de un evento caranqui-inca. Generalmente, con el tiempo, ciertos huesos como los del cráneo se separan siguiendo sus líneas naturales.
En los restos que hemos recuperado, las fracturas observadas en fragmentos de cráneo han sido provocadas por percusión e interesarán ciertamente a científicos forenses”.

Para César Guerrero, del Fonsalci, el hallazgo es una evidencia de la masacre. “Lo difícil es determinar cuántos fueron los sacrificados”.

Un cadáver, dice Guerrero, flota al tercer o cuarto día sobre la superficie.

El viento corre en dirección suroeste, de manera que muchos cuerpos quizás fueron recuperados.

Según su hipótesis, los restos que permanecen en el fondo de la laguna son los que quedaron atrapados entre el lodo y el sedimento.

El arqueólogo José Echeverría, experto en la zona, recogió tradiciones orales.

“Personas mayores refieren que hasta hace 70 u 80 años se encontraban cráneos humanos con frecuencia en la parte suroeste de la laguna… inclusive, jugaban a la pelota con ellos”.

El siguiente paso de la investigación será realizar las pruebas de Carbono 14 para confirmar la antigüedad de los restos.

Por el momento, las investigaciones in situ no continúan por falta de presupuesto: se requieren al menos 200.000 dólares para continuar.

Entre los proyectos a mediano plazo está la construcción de un museo de sitio.

Cinco siglos de silencio no son más que un suspiro para Yahuarcocha, que ha vivido cerca de 12.000 años. Pero en tan larga vida, solo una vez abrió los ojos: para presenciar la matanza de los caranquis. Si hubiera podido llorar, habría llenado otro lago, con sus lágrimas.

Santuario sumergido Yahuarcocha esconde en sus profundidades piezas de cerámica, rocas, artefactos e inclusive una tumba.

“Podemos hablar de un asentamiento sumergido bajo el agua”, explica César Guerrero, director del Fonsalci.

Un extraño utensilio extraído del asentamiento aparenta ser una piedra de moler. Pero en lugar de ser plana y con cierta inclinación, tiene una concavidad y un agujero hecho intencionalmente: los arqueólogos piensan que se trata de una piedra de sacrificio.

Este tipo de hallazgos no es nuevo. Junto a la pista de carreras se encuentra una piedra del tamaño de una tina de baño prehispánica.

¿Cómo fueron a parar las piezas al fondo de la laguna? El arqueólogo José Echeverría sugiere la posibilidad de que en tiempos de sequía un pequeño poblado se asentó en las orillas del lago y con el tiempo, las aguas lo cubrieron.

No es nueva para los arqueólogos la presencia de montículos levantados cientos de años atrás, con fines religiosos, para pedir a sus deidades el fin de la sequía.

El pueblo Kichwa Saraguro

Posted in HISTORIA, provincias, sitios turisticos, TRADICIONES Y COSTUMBRES with tags , , , , , , , , , , , , , , , on agosto 29, 2008 by edmolin657

Bajo el Tayta Puklla (cerro sagrado) distribuidos en ayllus comunitarios, se asienta uno de los centros étnico-culturales más importantes del Abya Yala (América), El Pueblo Kichwa Saraguro, también conocido como “La Tierra del Maíz”, forma parte de los Pueblos y Nacionalidades del Ecuador.

saraguro1.jpgpawkar.jpg

Los Saraguros, son un pueblo descendiente de la nobleza Inkaika que a través de la MITMA fueron traídos por el Inka Tupak Yupanqui con la finalidad de afianzar a los pueblos conquistados e impartir sus conocimientos y tecnología en general ya que luego serían incorporados al gran TAWANTINSUYO. Posteriormente en la época de la invasión española vivió todo el proceso de dominio impuesto, los mismos que trataron de exterminar su cultura; sin embargo la resistencia de sus ancestros en el pasar de los días hizo que este pueblo sobreviva, pudiendo de esta forma mantener hasta la actualidad un gran conjunto de manifestaciones culturales propias que arraigan de la época Inkaika como: idioma, vestimenta, alimentación, arquitectura, ritos, ceremonias, música, danza, coreografía, cuentos, leyendas, mitos, etc. que se han conservado gracias a sus tradiciones orales. Cabe indicar además que muchas de estas manifestaciones propias fueron incorporadas o adaptadas al culto católico con la finalidad de acelerar su proceso de dominio.


UBICACIÓN GEOGRÁFICA

Saraguro, se encuentra ubicado al sur del Ecuador, al noreste de la provincia de Loja, sus coordenadas geográficas son: 3º 31´38” de latitud sur, y 79º 43´41” de longitud oeste.Altitud: se ubica desde los 1.000msnm hasta los 3.800msnm. En su cabecera cantonal que es Saraguro la altitud es de 2.525msnm.Superficie: 1.080km

Clima:templado-frío en la zona andina y cálido en las zonas bajas, su temperatura oscila entre los 8 y 27º C.

Cultura: Kichwa Saraguro y Mestiza

Idioma: Kichwa, castellano.

pawkar-raymi-092.jpg

POBLACIÓN.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por la Federación de los Saraguros en 1991, se estima una población de 35.000 Kichwas Saraguros.

La población de los saraguros está asentada en la región andina provincia de Loja: cantón Saraguro y cantón Loja; en la región amazónica provincia de Zamora Chinchipe: cantón Yacuambi, Yanzatza y Nangaritza. El mayor núcleo central es la zona Saraguro. Encontramos también un asentamiento poblacional de Saraguros en la zona de Vilcabamba. También de forma temporal o a veces permanente y por razones de trabajo y/o estudio encontramos una población significativa en las ciudades de Loja, Cuenca, Riobamba y Quito. A esto debemos sumar una considerable población de migrantes que a partir de finales de la década de los 90 y principios del 2.000 se asentaron en Estados Unidos y España.

sin-titulo-1.jpg

ACTIVIDADES PRINCIPALES

Como estrategias de sobre vivencia se destacan las siguientes actividades:

Agricultura.- El principal cultivo en la zona andina es el maíz en asocio con el fréjol, haba; también se cultivan tubérculos como la papa y una gran variedad de hortalizas. En la zona amazónica se cultivan productos como: yuca, banano y variedad de cítricos. Esta producción mayoritariamente es de autoconsumo. Se debe destacar que a inicios del 2.000 se inicia con una producción alternativa bajo invernadero de tomate y babaco destinado exclusivamente para la comercialización.

Ganadería.- Constituye una de las principales medios de subsistencia económica para la mayoría de los saraguros. En mayor escala está el ganado vacuno, al mismo que sirven de complemento la crianza de animales menores como ovejas, cobayos y aves de corral.

Artesanía.-Por tradición, los saraguros practicaron un tipo de artesanía con tecnología ancestral, que servía para consumo familiar. En las últimas décadas del siglo pasado se da inicios con la práctica artesanal textil incorporando otras tecnologías y fibras sintéticas enfocadas a la comercialización local y nacional. Esta actividad se ha incrementado en los últimos años especialmente con tejidos de mullos o chakira que en su mayoría es protagonizada por las mujeres. En este proceso se va incorporando la actividad artesanal que tiene un significativo aporte a la economía familiar.

Educación.- Como una alternativa a los problemas de relación intercultural los saraguros se insertaron en el proceso de profesionalización, complementariamente en la actualidad la inserción en este proceso a generado profesionales en las distintas áreas que no solo constituye una estrategia de supervivencia económica, sino como generadores del desarrollo local comunitario.

MANIFESTACIONES CULTURALES


Raymikuna.

Los Raymis constituyen un conjunto de elementos espirituales y humanos que permiten el equilibrio del hombre consigo mismo, para encontrar su armonía, con la comunidad y con el cosmos. Su celebración constituye la vida misma de la persona realizada dentro de un conjunto de ritos, ceremonias (de limpieza, agradecimiento, purificación, de invocación, de energetización y equilibrio personal), expresión de artesanías, pintura, comida típica, y amenizados por la música y danza de nuestros ancestros
Dentro de la cosmovisión andina se definen cuatro Raymis, que marcan el proceso de vida personal, familiar, comunitaria y social de los pueblos.

Kulla Raymi, se realiza el 21 de Septiembre
Kapak Raymi, se realiza el 21 de Diciembre
Pawkar Raymi,
que se realiza el 21 de Marzo
Inti Raymi, que se realiza el 21 de junio

Creencias.

El saraguro cree en la Vida personal y comunitaria, como en su interrelación con el cosmos, mitos y ritos que le dan sentido a su paso por esta Pacha, cree en la fuerza espiritual de sus antepasados que se concentran en la energía de los 4 elementos de la vida fuego, tierra, aire y agua. Algunas de estas creencias fueron mezcladas en el catolicismo, por lo que algunos Runas practican el culto católico sin olvidar la existencia de sus propios Dioses.

Identidad.

Se encamina en un proceso de ratificar su identidad como kichwa Saraguro sin olvidar el sentido de la solidaridad y reciprocidad que le caracteriza. Lucha por que la vida se enmarque dentro del “AMA KILLA, AMA LULLA, AMA SHWA” (no seas ocioso, no mientas y no robes), que sostuvieron la ética y la moral en el Tawantinsuyo.

Festividades Raymikuna

Posted in balnearios, HISTORIA, sitios turisticos, TRADICIONES Y COSTUMBRES with tags , , , , , , , on agosto 29, 2008 by edmolin657

Habiéndose originado el Período Inka dentro de la Cultura Andina, en el Tercer Horizonte tardío, que corresponde a la etapa de los agricultores avanzados, denota una demografía creciente, haciendo que la base de la economía sea, especialmente, el trabajo agrícola matizado con ceremonias, ritos y cultos propios de las actividades de siembra, barbecho y cosecha, que van convirtiéndose en expresiones festivo- religiosas, cuya complejidad era una fuente inagotable de atracción, en la que armonizaban lo Humano (RUNA) y lo Sagrado (WAKA), a través del espacio Tiempo (PACHA), induciéndolos hacia una preocupación y ocupación general de los pueblos del Tawantinsuyu, para crear disposiciones del tiempo y modelos de organización.


INKA
El gobernante presidía las conmemoraciones del Calendario Andino.

CALENDARIO 2.004

Luna Sol Mes

Killa

Significado

21 Enero

Qholla Poqoy /

Kamay Raymi

Maduración Tierna

Fiesta de la Creación

20 Febrero

Hatun Poqoy

Gran Maduración

20 21 Marzo

Pawkarwaray  /

Pacha Poqoy /

Mosoq Nina

Floración

Maduración de la Tierra

Fuego Nuevo (Equinoccio)

19 Abril

Ayriway / Ayriwaki

Mazorcas gemelas de Maíz

19 Mayo

Aymuray

Cosechar

17 21 Junio

Inti Raymi

Fiesta del Sol (Solsticio)

17 Julio

Antasituwa

“Sol primaveral” cobrizo

15 Agosto

Qhapaq Situwa

“Sol primaveral” próspero

14 21 Septiembre

Qoya Raymi /

Situwa Raymi /

Tarpuy Killa

Fiesta de la esposa del Inka/

Equinoccio de primavera

Mes de Sembrar

13 Octubre

Kantaray /

Umaraymi

/

Fiesta Cabecera

12 Noviembre

Ayamarka

Cementerio /

Memoria por los Antepasados

11 21 Diciembre

Paraqallariy / Qhapaq Inti Raymi

Comienzo de las Lluvias

Fiesta del Mayor Poder del Sol (Solsticio)

Por lo observado, en las festividades nace una marcada relación de la vida espiritual con la agricultura, con una organización propia, adelantada por las diferentes actividades agrícolas, convirtiéndose en el eje principal de sus vidas.

Se confiere así, excesiva importancia a la MAMAPACHA (la Tierra) a la que agradecían con plegarias, ritos, cantos, translucidos en fiestas solemnes de trascendental importancia para la sociedad inka

Turismo en Saraguro y en San Lucas

Posted in HISTORIA, provincias, sitios turisticos, TRADICIONES Y COSTUMBRES with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , on agosto 28, 2008 by edmolin657

Desde hace algún tiempo atrás en Saraguros se viene trabajando, sobre Turismo comunitario una forma organizada dentro de una comunidad para dar servicios a los turista, de ahí que se puede ofrecer turismo sin tener una infraestructura buena.

Lo que se ofrece son:

  • Guías turísticos que con la ayuda de Fundaciones y organizaciones son capacitados
  • Servicio de hospedaje dentro de una familia esto por la falta de una infraestructura hotelera y también para que el turista pueda interactuar y conocer la costumbres familiares.
  • Existen rutas de paseo turísticas, observatorios, caminos para deportes extremos como paseos en bicicleta, a caballo, kayay en los ríos rápidos, en fin

Les dejos un vídeo de lo que se ofrece.

Pero viene la pregunta. ¿Se puede hacer lo mismo en San Lucas? yo digo que si.

San Lucas en una parroquia rural del cantón Loja situada a 40 km de la vía Loja-Cuenca, según estudios el 98% de la población es indígena Saraguro, con una población de mas o menos 5.000 personas, la mayoría de ellos agricultores y ganaderos.También existe personas que se dedican a las artesanías.

Cuanta con lugares turísticos como las montañas de Fierro Urku, akakana, las ruinas de Ciudadela, el camino del rey, los tambos, lagunas sagradas, en fin un sinnúmero de lugares prestos para hacer un buen turismo comunitario o privado, como sea el asunto pero si hay como.

Pero la falta de inversión de las autoridades de turno no hacen posible esta visión de algunos que estaríamos gustosos en dar nuestras ideas y ser participes de estos proyectos.

Se ha comentado que la fundación Jatari, que con financiamiento de Inti Ñan fundación de Saraguros residentes en Valencia España, que la mayoría de sus miembros son de la parroquia San Lucas, esta promoviendo este tipo de proyectos, pero como tomándose el nombre de Saraguros (con S) a Saraguro, están acaparando todo los proyectos en Saraguro.

Esperamos que estos proyectos se desarrollen también es esta parroquia que pertenece al pueblos de los Saraguros que por divisiones territoriales pertenece al Cantón Loja, por lo tanto también llamar la atención a los gobiernos provinciales de Loja, al Municipio de Loja, a la junta parroquial de San Lucas en fin a todos.

Para poder desarrollar la economía de nuestras familias tenemos que trabajar, trabajamos duro pero necesitamos inversión.


Laguna Yanayacu

Posted in HISTORIA, provincias, sitios turisticos, TRADICIONES Y COSTUMBRES with tags , , , , , , on agosto 28, 2008 by edmolin657

El sánduche de atún se nos quedó en las gargantas. Sabíamos que estábamos vivos por los estruendos -no latidos- del corazón, pero la sangre estaba completamente helada por el susto. Miramos entre las ramas de los árboles esperando lo peor, imaginando una boca enorme que nos tragaba sin masticarnos y escupía nuestros restos en medio de la laguna.

De repente todo volvió a la normalidad y un silencio funerario reinó en el lugar. El guía kichwa Olmedo Cerda, el biólogo Wilfred Clarke, Jorge Quimí, nuestro acompañante Pedro Álvarez y yo cruzamos miradas de complicidad rastreando el perímetro donde están ubicadas las sagradas piedras con el mapa del preciado tesoro inca, escondido por el general Rumiñahui al enterarse de que su hermano -quizá de sangre- Atahualpa había sido asesinado por el conquistador español Francisco Pizarro.

Continuamos inspeccionando el lugar con la idea de que el protagonista del espectáculo circense era un mono grande que salió a nuestro encuentro. Los petroglifos estaban casi perdidos en las piedras por el paso de los siglos, por lo que tuvimos que remarcarlos con mucho cuidado con tiza para tratar de descifrar su significado. Pero fue inútil.

Eran solo laberintos, rostros, lagunas incandescentes e imágenes de reptiles que a simple vista no decían nada. Las únicas explicaciones estaban en nuestra imaginación. Tal vez la ruta del inca y el lugar exacto donde estaba escondido el tesoro que iba a ser entregado a los españoles como rescate del último emperador inca.

Las imágenes de cuatro lagunas estaban incrustadas en las piedras, por lo que se hacía difícil saber cuál de ellas albergaba el oro.

La imagen del rey, cuya corona se asemejaba a una flecha, apuntaba hacia la derecha y hacia allá nos dirigimos. Un halo de nostalgia nos invadió por unos minutos, caminábamos tres pasos y regresábamos como si nos hubiésemos olvidado algo importante. Tocamos las piedras por última vez y emprendidos la caminata hacia una de las lagunas negras.

Bajamos aproximadamente 10 metros entre una selva agreste siguiendo al travieso Olmedo, quien no se cansaba de machetear el camino lleno de ramas caídas por el cansancio de miles de años. Nuestros pies aún se hundían en el fango y el calor se hacía insoportable. Había ejércitos de hormigas negras cargando hojas secas hacia un agujero ubicado en un tronco.

De pronto el remezón de los árboles apareció de nuevo, esta vez más violentamente que cuando estábamos en las piedras. Olmedo paró la marcha y cargó su rifle apuntando hacia quién sabe dónde. Nos sentíamos en una de las escenas de la película Depredador, donde Arnold Schwarzenegger intentaba defenderse de un extraterrestre invisible.

Cuando todos esperábamos enfrentarnos a la anaconda que había salido de su guarida a proteger el oro sagrado, un tapir salió corriendo entre los árboles tropezando a cada paso. La posibilidad de cazar se pasó para Olmedo, quien solo atinó a sonreír después del susto.

Veinte metros más y el indígena nos mostró la laguna que aún estaba lejos de nosotros. Parecía como si a cada paso que dábamos ella se alejaba más, perdida entre los árboles.

Pero el efecto óptico se disipó minutos más tarde cuando Olmedo y Pedro entraron por un arco natural a las orillas. Parecía increíble que cientos de años después de la conquista aún hayan vestigios de presencia indígena.

El reloj marcaba las 13:00 cuando logramos tocar el agua con las yemas de los dedos. Los sobresaltos continuaron con la aparición de un pequeño caimán que se lanzó a las profundidades de la laguna, de cuyo centro emergían extrañas burbujas.

La laguna mide aproximadamente 500 metros de longitud y es una circunferencia exacta, tal vez hecha por el hombre para fines aún no definidos.

La idea de sumergirse en ella nos da escalofrío. “Solo con las maquinarias adecuadas sería posible una exploración total de la laguna, ya lo intentaron hacer unos canadienses e ingleses que intentaron vaciarla construyendo canales a su alrededor pero salieron corriendo despavoridos sin explicar lo que pasó. Incluso abandonaron sus pertenencias y no regresaron más”, trata de explicarnos Olmedo.

Tal vez sea mejor así. El oro estará mejor escondido que en manos de una civilización enceguecida por la ambición sin límites…

El Derrotero de Valverde, en una versión más antigua, parece que fue dictado por un indio, pues en varios párrafos se refiere despectivamente al blanco barbudo español enemigo de nuestra raza pura.

“Si quieres tener la ambición del blanco barbudo español, enemigo de nuestra raza pura, nunca des este derrotero que te voy a dejar, pues habiendo ido hasta nuestros cerros del sol los tres Llanganatis, meterás las manos en la laguna encantada y sacarás el oro, ambición del barbudo blanco y corregidores de Tacunga y Ambato, que nuestras razas siempre les mandarás oprobios y maldiciones pidiendo a Dios Viracucha haga justicia para que siempre queden en poder de nuestra tierra y que nunca descubran los barbudos.

Así te doy y te indico el derrotero que debes seguir sin avisar ni notificar a ninguno de los blancos que quieren vencer nuestros dominios.

“Te pondrás en el pequeño pueblo de Píllaro suelo de nuestro gran Rumiñahui, allí preguntarás por el Moya que era de Rumiñahui, seguirás hacia las alturas frías hasta llegar a nuestro cerro del Guapa a cuya punta, si es que el día fuese de bueno, mirando siempre el lado de donde sale el solo sea el pueblo de Ambato que tendrás siempre a las espaldas y fijándote tus ojos verás siempre, al lado donde sale el sol, los tres cerritos que se llaman los Llanganatis que están en forma de tres, como el de callo el Tacunga, que dan las tolas en línea recta las del cerro Hermoso.

Siguiendo este derrotero bajarás hasta llegar a la laguna verde que es la misma que se hizo a mano, ordenado por Rumiñahui, quien mandó a su hermano el cacique de Panzaleo se arroje allí todo el oro metal que quisieron los ambiciosos guiracochas para liberar a nuestro Padre Atahualpa con motivo de la orden que dio el guiracocha blanco. Seguirás, te digo, el cerro de Guapa, siempre con la montaña hasta que llegues al gran manchón de las grandes sangurimas que hacen de la confundir a los que anden por allí porque desvían del derrotero flechas.

“Pues te diré que ese manchón es el guía que llevarás siempre hasta la mano izquierda hasta cuando llegues al juncal grande; desde el juncal grande, a media ladera pasarás por medio de él, donde verás dos lagrimitas que llamamos “laguna de los anteojos”, por tener nariz al medio, una punta de arena semejante al Cuilcoche de Otavalos; desde este sitio volverás los ojos donde sale el sol y verás otra vez los Llanganates como lo viste otra vez desde el alto del gran Guapa y te prevengo que no te engañes porque dichas lagunitas has de dejar siempre a tu izquierda y siguiendo siempre con mano izquierda de nariz o punta verás un gran llano de paja donde es dormida del segundo día donde se deja las bestias y seguirás con pie hasta llegar a la laguna negra llamada Yanayacu, la cual dejarás a la izquierda, bajando con mucho cuidado a la ladera, llegando a la quebrada, llegando a la gran Chorrera que es el golpe del agua o Chorrera del Golpe, donde pasarás por puente de tres palos.

Y si estos no halla ya, buscarás sitio poniendo otro puente donde verás la choza donde sirve de dormida, unida a la gran piedra donde están trazados los derroteros. Al otro día seguirás el viaje por el mismo derrumbe de la montaña, llegando a la quebrada cerca muy honda donde pondrás palos para poder pasar con mucho tiento, porque es muy honda.

Así llegarás a los pajonales donde braman los rayos del cielo, siguiendo los grandes llanos; y viendo que termina el gran llanete entrarás en una grande cañada entre los tres cerritos, donde toparás con camino empedrado del inca y donde verás las puertas del socavón que está hecho como si fuera de iglesia; caminarás un buen trecho hasta topas con chorrera que sale de un hijo del cerro de Llanganates más grande haciendo tembladeras donde hay bastante oro que metiendo la mano sacarás otro granado. Pero para subir el cerro dejarás la tembladera y tomarás mano derecha por encima de chorrera, subiendo para dar vuelta el hijuelo y si acaso esta boca del hijuelo está tapada ha de ser con salvaje o musgo.

Quita con las manos y darás con la puerta donde verás la guaira donde está horno para fundir metal. Si quieres regresar procura coger el río que queda a mano derecha, cogiendo playa para el hato siguiendo siempre el cañón del desagüe de la laguna; luego seguirás a mano derecha hasta cuando veas la nariz de las lagrimitas de anteojos y el gran Guapa que siempre deja atrás al pueblo de Ambato; seguirás cerro de mayordomo siguiendo pajonales fríos para bajar a Píllaro

Valle de Malacatos

Posted in HISTORIA, provincias, sitios turisticos, TRADICIONES Y COSTUMBRES with tags , , on agosto 28, 2008 by edmolin657
Sobre Malacatos

A 35 Kilómetros al Sur de Loja se encuentra el Valle de Malacatos, ubicado a una latitud de 1600 m y 1900 msnm, con un maravilloso paisaje y temperatura agradable mantiene el estilo colonial; sus casas pintadas de llamativos colores rodean al parque central, que conserva la glorieta para mantener viva la tradición. Los domingos en el lugar se disfruta de actos culturales y se escucha las ancestrales bandas de pueblo, constituyendo un gran atractivo para propios y extraños.Su nombre prehispánico, proviene de la lengua shuar, según la tradición es en honor al Cacique Pedro Leiva, quien a inicios del siglo XVII contribuyó de una manera trascendental con la salud mundial, siendo este indígena herbolario quien descubrió en la corteza de la cascarilla el remedio contra la malaria y evitó la propagación de la plaga y la muerte de miles de personas a nivel mundial.

El encanto natural del paisaje se enlaza con la devoción de la imagen del Señor de la Caridad, esculpida en el siglo XVIII, por encargo del Fray Santiago de Esparza, cuenta la historia que los moradores del lugar realizaron donaciones para adquirir la imagen, por lo cuál se lo denomina Señor de la Caridad. Y a partir de ese momento la fe, devoción y bendiciones se han esparcido rápidamente.

Párrocos y moradores se han preocupado continuamente del mejoramiento del templo, que inicialmente era una pequeña iglesia con su casa parroquial construida a base de tapia, pero los esfuerzos y la devoción la llevaron a consagrarse como Santuario Diocesano el 25 de agosto de 1995, en un acto muy representativo, con la presencia del Eminentísimo Señor Cardenal Bernardino Echeverría Ruiz y nuestra Reina Coronada la Sagrada Imagen de la Virgen del Cisne como Madrina de Honor.

Al llegar a Malacatos, se respira el aroma a café, caña de azúcar, naranjos, entre otros productos que hacen a esta región eminentemente agrícola, creando un paisaje floreado casi todo el año, debido a la fertilidad de su suelo y al agradable clima que pose