El Coraza

 

El Coraza

Según se dice, el origen de esta fiesta se debió a la viveza de un cura al haber mandado a tallar en San Antonio de Ibarra la imagen de un santo que a escondidas lo enterró tras la iglesia de la parroquia de San Rafael, luego convocó a los indígenas a una minga para abrir una zanja que coincidencialmente pasaba por el secreto entierro. Cuando los mingueros lo descubrieron corrieron a avisarle al curita que con “asombro” dijo esto es un milagro, por ser el 19 de agosto corresponde a San Luis Obispo y habrá que rendirle culto cada año a este patrón. De allí la ceremonia del Coraza ya no sería como ofrenda a la pachamama sino a San Luis Obispo Patrón.

Con relación a la fiesta ya se habló de los gastos que tiene que hacer el prioste como alquilar los disfraces. El disfraz del Coraza es el más costoso y consta de un casco en forma de media luna invertida, adornado con joyas de metal dorado y pendientes que cubren la cara del Coraza, lleva plumas de avestruz en la parte superior del casco; una camisa blanca muy adornada de brillos con tela de oropel, una capa redonda que cae sobre sus hombros muy adornada y un pantalón blanco cosido con tela espejo o brillosa con adornos en sus bastas, guantes, medias y alpargatas blancas y un bastón de mando. Los disfraces de los acompañantes casi siempre son designados a los familiares quienes se hacen cargo de los gastos. Los acompañantes son: Ñaupadores, Capitanía, Loa, Yumbos, Negro Capitán, Soldados, Volatero, Estanquero, Servicio, etc.

La comida que se repartirá en la fiesta consta de: buda (colada de maíz con varias carnes) chicha y/o aguardiente con cigarrillos que se reparte entre los asistentes. Esta fiesta es preparada durante un año, inicia el día en que el sacerdote en misa haya anunciado conjuntamente con el nombre de prioste.

El día de la fiesta llegan las bandas y toda la gente se prepara en la plaza organizando carreras y concursos, a eso del medio día se celebra la misa, luego el almuerzo que consiste en abrir pañolones o manteles improvisados para regar sobre ellos la comida que consiste en mote, huevo duro picado, habas, mellocos, etc, así como trozos de carne de cuy, conejo borrego etc, que será ingerido por los asistentes ubicados en diferentes ruedos.

Luego de la comida, el Coraza recorre la plaza y luego el pueblo, acompañado solo por la banda de músicos, cuando ingresa nuevamente a la plaza, el Loa grita alabanzas a su Señor y Capitán Coraza, a sus acompañantes y a veces cosas picarescas al público, mientras estallan voladores y castillos. Finalmente las personas se reúnen en grupos en diferentes casas (especialmente de los corazas o priostes) y beben hasta altas horas de la noche. Cabe destacar que a la salida del coraza, los soldados y yumbos lanzan monedas y raspadura a la cara del coraza para lastimarlo hasta que sangre. Por ello el coraza sale cabalgando apresurado del lugar. Desde el punto de vista histórico este desangrado refleja la esencia misma del ritual de revitalización de la tierra.

Fuente: Ballet Folklórico de Ecuador de Luis Beltrán

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: