Archivo para aborígenes

La tolita

Posted in HISTORIA, sitios turisticos, TRADICIONES Y COSTUMBRES with tags , , on septiembre 5, 2008 by edmolin657

La Tolita
(ca. 600 a.C. – 400 d.C.)

Ocupó una amplia zona litoral de variados nichos ecológicos, desde la desembocadura del Río Esmeraldas hasta la bahía de Buenaventura en Colombia. Fue una sociedad muy estratificada en la que se destacaba el aspecto político-religioso. Su subsistencia se basada en la agricultura, pero también practicaban la caza, la pesca y la recolección de moluscos y plantas alimenticias.

El gran centro ceremonial situado en la Isla de La Tolita constituyó sus más notable núcleo ideológico, económico y cultural. El culto a los dioses en este lugar atraía una gran afluencia de gente de zonas muy diversas a participar en la ceremonias religiosas y enterrar a sus muertos. Esto motivó un extraordinario desarrollo de la artesanía suntuaria relacionada con ofrendas a los dioses, indumentaria festiva y ajuar funerario.

Sus alfareros elaboraron vasijas y figurillas de cerámica, a veces de gran barroquismo en sus formas y decoración: los orfebres produjeron con singular maestría ornamentos de oro, plata, platino, tumbaga y cobre; y, los talladores trabajaron el hueso y las piedras preciosas y semipreciosas.

Cultura Bahia

Posted in HISTORIA with tags , , on agosto 13, 2008 by edmolin657

Bahía
(ca. 500 a.C. – 650 d.C.)

Se desarrolló a lo largo de la franja costera de Manabí, desde bahía de Caráquez hacia el sur. Sus poblados, ubicados generalmente junto a la playa, estaban constituidos por conjuntos de montículos y plataformas de tierra sobre las que levantaron templos y viviendas.

Era una sociedad muy estratificada, dominada por una élite de shamanes y comerciantes. Su economía giraba alrededor de la agricultura, la pesca y los intercambios a larga distancia por mar y por tierra.

Su principal santuario religioso estaba situado en la Isla de La Plata, donde se han encontrado múltiples ofrendas de cerámica y concha spondylus.

La cerámica de su etapa temprana, muy asociada con los diseños, estilos y formas de Chorrera, es un claro ejemplo de la influencia que ejerció aquella cultura sobre las del Período de Desarrollo Regional. Posteriormente, bahía, se caracterizó por representar grandes personajes con detallados atavíos o figuras sencillas y estilizadas de hombres y animales.

Entre la variedad de ornamentos corporales utilizados se destacaban los collares spondylus, cuarzo y sodalita y las orejeras en cerámica, como también diversos adornos en oro.