Archivos para ecuador

La tolita

Posted in HISTORIA, sitios turisticos, TRADICIONES Y COSTUMBRES with tags , , on septiembre 5, 2008 by edmolin657

La Tolita
(ca. 600 a.C. – 400 d.C.)

Ocupó una amplia zona litoral de variados nichos ecológicos, desde la desembocadura del Río Esmeraldas hasta la bahía de Buenaventura en Colombia. Fue una sociedad muy estratificada en la que se destacaba el aspecto político-religioso. Su subsistencia se basada en la agricultura, pero también practicaban la caza, la pesca y la recolección de moluscos y plantas alimenticias.

El gran centro ceremonial situado en la Isla de La Tolita constituyó sus más notable núcleo ideológico, económico y cultural. El culto a los dioses en este lugar atraía una gran afluencia de gente de zonas muy diversas a participar en la ceremonias religiosas y enterrar a sus muertos. Esto motivó un extraordinario desarrollo de la artesanía suntuaria relacionada con ofrendas a los dioses, indumentaria festiva y ajuar funerario.

Sus alfareros elaboraron vasijas y figurillas de cerámica, a veces de gran barroquismo en sus formas y decoración: los orfebres produjeron con singular maestría ornamentos de oro, plata, platino, tumbaga y cobre; y, los talladores trabajaron el hueso y las piedras preciosas y semipreciosas.

Baile de los Santos Inocentes

Posted in culturas ancestrales, fiestas, HISTORIA, sitios turisticos, TRADICIONES Y COSTUMBRES with tags , , , , , , , , , on septiembre 1, 2008 by edmolin657

BAILE DE LOS SANTOS INOCENTES

Autores: Arnaldo Reyes y Luis Garrido
Buscando en el cofre de los recuerdos, existen muchas tradiciones en Mira y entre ellas está “Los Santos Inocentes”, como se los llamaba en tiempos remotos. Esta sana distracción popular no se ha podido comprobar en qué año apareció, se remonta a tiempos inmemoriales. Según narraban nuestros antepasados, surgió esta tradición de festejar los Santos Inocentes por un grupo de buenos amigos que se reunieron a escuchar las interpretaciones que hacía la primera Banda de Músicos que existió en Mira.

Estos jóvenes se pusieron de acuerdo y dijeron: “Salgamos a bailar a la plaza para festejar el año nuevo”. Contaban los antepasados, que estos jóvenes en principio, hacían confeccionar sus dos nuevos ternos para salir a la plaza pública.

Al transcurrir cada año fue mejorando esta costumbre, las señoritas de buena voluntad ofrecieron a este grupo de bailadores, disfrazarlos prestándoles sus mejores trajes y maquillándolos de forma que ya no sólo fueron hombres con ternos nuevos los que sacaran a bailar a las mujeres, sino también hombres disfrazados de mujeres que sacaban a bailar a los hombres. Así cada año fue mejorando esta costumbre y mejorando la organización en forma espontánea.

Decían nuestros abuelos, que no se creó ningún club o asociación, todo era voluntario y con el transcurso del tiempo, el baile de Inocentes o San Juanes como también se los denominaba llegó a ser un gran espectáculo. Todos los moradores de Mira y sus alrededores, disfrutaban de esta festividad que cada año iba aumentando el número de parejas que se disfrazaban de distintas maneras: novios, charros, negros, mexicanos, y otros.

Se cuenta que en una ocasión, un sacerdote, Párroco de Mira de turno, trató de prohibir esta sana costumbre y predicó en el púlpito que no se bailará. En respuesta a esta llamada de atención, la población de Mira salió a bailar a la plaza habiendo un total de 75 parejas, que bailaban como protesta a la decisión tomada. Con esto, el sacerdote tuvo que, con el tiempo, cambiar su actitud aceptando que se bailara frente a la casa Parroquial y colaborando económicamente para que se continúe con esta tradición.

Cabe destacar, que como se dijo anteriormente, no se llegó en ningún momento a formar una organización de estos danzarines, todo se lo hizo de buena voluntad y habilidad lo cual fue muestra del “genio mireño”.

Corroborando a todo lo que hemos logrado obtener de nuestros antepasados, referente al Baile de Inocentes, hacemos una entrevista a un personaje que participó activamente en aquella bonita costumbre, don Luis Garrido Muñoz, quien manifiesta:

Don Luchito, tiene usted algún conocimiento por qué y cuándo se inició la tradición de bailar los Inocentes en Mira?

No se exactamente cuándo se inició, pero desde que tengo uso de razón he bailado los inocentes, es decir cuando tenía 20 años. Esta costumbre fue motivada únicamente por el buen humor y por el genio mireño.

¿Puede contarnos alguna anécdota del crecimiento de esta tradición?

Una vez, hubo la intervención del Padre, no quiso que bailen las mujeres. Al otro día por capricho, bailamos hombres y mujeres, siendo un total de 75 parejas las que nos presentamos, tal era la cantidad de disfrazados que de esquina a esquina del parque no alcanzaban las parejas, así de grande fue el humor de ese día.

¿Recuerda los nombres de las personas que bailaban en tiempos anteriores, cuando usted era jovencito?

Cuando era joven, conocía el nombre de las personas que bailaban pero ahora no recuerdo, lo que sí recuerdo es el nombre de las personas que bailaban conmigo como: don Abdón León, Laureano Guerrero, Jorge Palacios, Ismael Montalvo.

¿Puede nombrar algunos integrantes que pertenecieron concretamente a su época?

Luis Orquera, Marco Arresta, Abdón León, ángel Mafla, Luis Pulles, Jorge Moncayo, Segundo Paredes.

¿Cuál era el baile que más les gustaba a los danzarines y al público?.

El San Juan cuyo baile duraba media hora o más, todos eran de humor.

¿Cómo se realizaban los pasos de este baile llamado San Juan?

Este baile se lo realizaba de distintas formas. Nos cogíamos de las manos y cruzábamos de pareja alternando de mano, hacíamos arcos con los pañuelos, pasando por debajo y por encima en forma alternada, hacíamos círculos, cruces con los pañuelos, gritábamos viva los Santos Reyes, viva el Año Nuevo y el público también gozaba, ya que la coreografía de este baile causaba mucha admiración. Para que la gente no se aglomere y nos deje bailar con tranquilidad, había el negro, que con un acial controlaba el orden, este personaje también hacía gozar a la gente con sus chistes.

¿Qué me puede decir sobre el impacto que tuvo esta sana tradición de bailar los Inocentes en Mira?

Tuvo un gran impacto festejar el Año Nuevo con esta tradición ya que fue del agrado de todo el público por eso es que perduró a través del tiempo durante muchos años.

¿Se dice que los disfrazados sacaban a bailar a las personas importantes para que les apoyen económicamente para el siguiente día?

Sí, después del baile o en el baile mismo sacábamos los hombres a bailar a las mujeres particulares, era un motivo para nos cooperen con cualquier cosa: dinero, cigarrillos, caramelos o trago. También teníamos la costumbre de andar gritando viva el Año Nuevo y Santos Reyes frente a algunas casas, dando la vuelta al pueblo y con gusto nos colaboraban.

¿Quién cubría los gastos para pagar a la banda?

Las parejas de disfrazados pagábamos una parte, pero casi nada, ya que con las colaboraciones de la gente se pagaba la banda y como nos regalaban caramelos, cigarrillos y trago, nosotros no gastábamos.

¿Se dice que bailaban desde el uno hasta el seis de enero que era el día de los Santos Reyes, qué me puede decir?

Si, así era, bailábamos del 1 al 6 de enero, es decir bailábamos desde el Año Nuevo hasta el Día de los Santos Reyes.

¿Cómo sabía el público que iban a bailar los Inocentes?

Sabían porque el bombo de la banda le golpeaban algunas veces en la esquina del parque. Ese era el anuncio para que se reúnan los músicos y a la hora convenida tocaban. Así que el baile era desde las 3 de la tarde hasta las 8 o 9 de la noche.

Cuando ya iba a finalizar un día de baile, qué anunciaban para el otro día?

Gritábamos viva la banda para mañana y la gente ya sabía que al otro día habría baile, además buscábamos las parejas para el otro día e invitábamos para que más gente se disfrace y así se iba agrandando más y más la columna del baile.

¿Qué me puede decir sobre el vestuario que utilizaban, lo alquilaban o cómo lo obtenían?

En cuanto al vestuario, antiguamente habían sabido hacerse dos posturas para bailar. En nuestro tiempo ya nos disfrazaban las mujercitas de buena voluntad con lo mejor que ellas tenían. Nos disfrazaban de indios, mexicanos, españoles, negros, novios, etc. Normalmente bailábamos entre 40 y 50 parejas diariamente a excepción de esa vez que salimos 75 parejas.

¿Usted llegó a ser uno de los cabecillas o capitanes?

Sí, prácticamente los mayores éramos los capitanes, es decir quienes dirigíamos el baile, especialmente los sanjuanes, además los capitanes iban a repartir el trago, los caramelos, cigarrillos. Yo hacía la segunda pareja y dirigíamos el baile con todos los pasos que sabíamos.

¿Cree usted que se puede volver a bailar los inocentes en esta época?

En este tiempo los bailes de los sanjuanes ya no se los aprecia como antes, esto que bailan ahora, el reguetón, nosotros ni lo imaginábamos, sólo sabíamos sanjuanes, bombas y pasillos. Ahora usted sabe que la juventud no aprecia la música nuestra por lo tanto creo difícil que se vuelva a bailar como antes.

¿Estaría en condiciones de participar el próximo año si es que se realiza nuevamente esta tradición?

Ya no, hasta el año 75 bailé, de ahí en adelante no por mi edad, porque tengo 87 años, solamente quedan los recuerdos. Además a la juventud de hoy no les gusta los sanjuanes, salen en los colegios, dan una vuelta por el pueblo y no hay quien les aplauda como era en mi tiempo. Esa es la forma ahora en los colegios y en cuanto al público son contadas las personas que bailan y eso que la banda es pagada por el municipio, ya no es lo mismo.

¿Finalmente, qué mensaje les daría a los jóvenes y a lodos los mireños?

El mensaje que daría es que no se olviden del genio mireño. Que sigan adelante, que siga subsistiendo en Mira la música, la alegría, el baile, pero que no se acabe este genio mireño, que es propio de nuestra tierra y que ojalá reviva esta tradición.

EL BAILE DE LOS INOCENTES EN LA ACTUALIDAD
Una de las tradiciones ancestrales en nuestro pueblo es el baile de Inocentes, tradicionalmente del 1 al 6 de enero, se bailaba al son de la banda, desde las 3 de la tarde, todos los días, alegres sanjuanitos, pasacalles, bombas, haciendo figuras, recorriendo calles, invitando a más parejas de casa en casa.

Al grito de “Viva la banda para mañana”, surgía espontáneamente la colaboración para seguir contratando a los músicos para el siguiente día.

Hoy, con la finalidad de que esta hermosa tradición no se pierda, el Municipio de Mira colaboró con la contratación de la banda Los Satélites, del 2 al 6 de enero, durante estos días bailaron varias parejas de disfrazados para deleitar con su alegría a los conciudadanos.

Y, como ya es costumbre, desde hace algunos años, el Colegio Nacional “Carlos Martínez Acosta” viene colaborando en este afán de que la tradición no se pierda, el día viernes 6 de enero organizó el baile de Inocentes con todo el alumnado.

A las 6 de la tarde, partía desde el local del colegio, una gran columna de parejas de bailarines con hermosos disfraces, alegres pasos, movimientos cadenciosos; al son de los acordes de la banda de músicos recorrieron las calles de la ciudad deleitando a todos quienes salieron al paso a admirarlos para concentrarse luego frente al parque Juan Montalvo. Se unieron a este gran desfile el personal municipal que en su totalidad participaron también disfrazados con lindos atuendos, elaboradas coreografías y pasos de baile propios de esta celebración; no podía faltar el Negro, quien, provisto de su inseparable acial, mantiene el orden y despeja el espacio para que los disfrazados bailen sin ninguna dificultad. Por problemas de energía eléctrica en el parque, el baile se trasladó al estadio Galo Plaza.

En esta oportunidad el desfile de participantes en el baile de Inocentes acogió a más de 100 parejas, que disfrutaron alegremente de los acordes musicales de la banda y regocijando a mireños y turistas que nos visitaron de otros rincones de la patria.

Bien por las instituciones que tratan que lo tradicional se mantenga como parte de la identidad mireña.

Los Caranquis

Posted in culturas ancestrales, HISTORIA, provincias, sitios turisticos, TRADICIONES Y COSTUMBRES with tags , , , , , , , , on agosto 31, 2008 by edmolin657
 
Como ninguna otra zona arqueológica del Ecuador, la perteneciente al territorio Caranquí está plagada de tolas o montículos artificiales de tierra, que aparecieron por primera vez en el poblado de Real Alto en el año 4.000 a.C. estas obras se distribuyeron en la zona norte en un amplio territorio delimitado por los valles formados por los ríos Chota al norte y Guayllabamba al sur. Los linderos occidental y oriental están marcados por las cordilleras, no obstante que en dirección a la Costa, las tolas se distribuyeron en la zona noroccidental, como las identificadas en el sitio Tulipe o en Secuambo, al occidente de quito y Mira respectivamente. De estos montículos, sin contar los que han desaparecido, son notables por su tamaño, magnitud y número de construcciones, los ubicados en Cochasquí, Puntiachil, Zuleta, Pinsaquí, Gualimán, Socapamba, Atuntaqui, Ajaví. De todos ellos solo unos pocos han sido estudiados.. Del estudio de estas fuentes y de otras de tipo etnohistórico, se concluye que el área cultural Caranqui en la época anterior a la ocupación inca, se hallaba habitada por una sociedad muy homogénea en cuanto idioma, costumbres ceremoniales y funerarias, modo de vida y sistema de organización. Las tradiciones ceremoniales y funerarias están vinculadas precisamente con la existencia de las tolas y montículos tronco piramidales. Las tolas, de forma circular, generalmente eran monumentos funerarios, pues debajo de ellas se encuentran tumbas…mientras que las grandes plataformas de cangahua, como aquellas existentes en Zuleta, Cochasquí, Atuntaqui, constituyeron centros de residencia, importantes para la satisfacción de necesidades ceremoniales, como la coca, conchas, cueros y pieles de animales, que provenían de otros pueblos ubicados en la llanura costera o en la amazonía. De lo indicado se deduce que la agricultura se convirtió en la fuente más importante de recursos, a más de la cacería y la cría de animales domésticos como el cuy. Respecto a la agricultura se debe resaltar la extraordinaria fuerza de trabajo invertida por este pueblo para construir obras de uso agrícola, como los canales de riego, los camellones y terrazas agrícolas. Otros testimonios materiales de la cultura caranqui están expresados en la cerámica, en los metales y en el trabajo de la piedra. Es esta alfarería se puede identificar recipientes de uso doméstico, muy ordinarios y otros, probablemente de uso funerario y ceremonial. Entre los primeros, son diagnósticos los platos casi planos, con una banda de pintura roja en el borde interno, las vasijas trípodes, las vasijas zapato, compoteras de pedestal alto y anular, las vasijas asimétricas, loas botijuelas y una variedad de recipientes cerrados de cuerpo globular, utilizados seguramente en la preparación de alimentos. Los acabados de superficie más comunes en la alfarería de la zona, son el ordinario, es decir una cerámica con alisado muy burdo, el baño rojo, el pulido a guijarro, el rojo pulido y la pintura negativa; la decoración plástica es muy escasa, no obstante que existe figurinas antropomorfas y zoomorfas. En cuanto a los hallazgos de metal se deben destacar los valiosos objetos de oro, generalmente objetos de adorno corporal. En lítica se trabajó hachas, boleadoras, piedras de honda y esculturas. Fueron muy hábiles lapidarios… De acuerdo a estudios arqueológicos modernos, se puede decir que los caranquis constituyeron la suma de varios e importantes cacicazgos o señoríos de la sierra Norte del Ecuador, entre ellos se debe citar a los de Caranquí, Otavalo, Cochasquí, Cayambe, Pifo, Yaruquí, Probablemente el área de Pomasquí en las cercanías de Quito. Fuente: Eduardo Almeida Reyes, “Culturas Prehispánicas del Ecuador”, Quito Ecuador, 2000

Turismo en Saraguro y en San Lucas

Posted in HISTORIA, provincias, sitios turisticos, TRADICIONES Y COSTUMBRES with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , on agosto 28, 2008 by edmolin657

Desde hace algún tiempo atrás en Saraguros se viene trabajando, sobre Turismo comunitario una forma organizada dentro de una comunidad para dar servicios a los turista, de ahí que se puede ofrecer turismo sin tener una infraestructura buena.

Lo que se ofrece son:

  • Guías turísticos que con la ayuda de Fundaciones y organizaciones son capacitados
  • Servicio de hospedaje dentro de una familia esto por la falta de una infraestructura hotelera y también para que el turista pueda interactuar y conocer la costumbres familiares.
  • Existen rutas de paseo turísticas, observatorios, caminos para deportes extremos como paseos en bicicleta, a caballo, kayay en los ríos rápidos, en fin

Les dejos un vídeo de lo que se ofrece.

Pero viene la pregunta. ¿Se puede hacer lo mismo en San Lucas? yo digo que si.

San Lucas en una parroquia rural del cantón Loja situada a 40 km de la vía Loja-Cuenca, según estudios el 98% de la población es indígena Saraguro, con una población de mas o menos 5.000 personas, la mayoría de ellos agricultores y ganaderos.También existe personas que se dedican a las artesanías.

Cuanta con lugares turísticos como las montañas de Fierro Urku, akakana, las ruinas de Ciudadela, el camino del rey, los tambos, lagunas sagradas, en fin un sinnúmero de lugares prestos para hacer un buen turismo comunitario o privado, como sea el asunto pero si hay como.

Pero la falta de inversión de las autoridades de turno no hacen posible esta visión de algunos que estaríamos gustosos en dar nuestras ideas y ser participes de estos proyectos.

Se ha comentado que la fundación Jatari, que con financiamiento de Inti Ñan fundación de Saraguros residentes en Valencia España, que la mayoría de sus miembros son de la parroquia San Lucas, esta promoviendo este tipo de proyectos, pero como tomándose el nombre de Saraguros (con S) a Saraguro, están acaparando todo los proyectos en Saraguro.

Esperamos que estos proyectos se desarrollen también es esta parroquia que pertenece al pueblos de los Saraguros que por divisiones territoriales pertenece al Cantón Loja, por lo tanto también llamar la atención a los gobiernos provinciales de Loja, al Municipio de Loja, a la junta parroquial de San Lucas en fin a todos.

Para poder desarrollar la economía de nuestras familias tenemos que trabajar, trabajamos duro pero necesitamos inversión.


Laguna Yanayacu

Posted in HISTORIA, provincias, sitios turisticos, TRADICIONES Y COSTUMBRES with tags , , , , , , on agosto 28, 2008 by edmolin657

El sánduche de atún se nos quedó en las gargantas. Sabíamos que estábamos vivos por los estruendos -no latidos- del corazón, pero la sangre estaba completamente helada por el susto. Miramos entre las ramas de los árboles esperando lo peor, imaginando una boca enorme que nos tragaba sin masticarnos y escupía nuestros restos en medio de la laguna.

De repente todo volvió a la normalidad y un silencio funerario reinó en el lugar. El guía kichwa Olmedo Cerda, el biólogo Wilfred Clarke, Jorge Quimí, nuestro acompañante Pedro Álvarez y yo cruzamos miradas de complicidad rastreando el perímetro donde están ubicadas las sagradas piedras con el mapa del preciado tesoro inca, escondido por el general Rumiñahui al enterarse de que su hermano -quizá de sangre- Atahualpa había sido asesinado por el conquistador español Francisco Pizarro.

Continuamos inspeccionando el lugar con la idea de que el protagonista del espectáculo circense era un mono grande que salió a nuestro encuentro. Los petroglifos estaban casi perdidos en las piedras por el paso de los siglos, por lo que tuvimos que remarcarlos con mucho cuidado con tiza para tratar de descifrar su significado. Pero fue inútil.

Eran solo laberintos, rostros, lagunas incandescentes e imágenes de reptiles que a simple vista no decían nada. Las únicas explicaciones estaban en nuestra imaginación. Tal vez la ruta del inca y el lugar exacto donde estaba escondido el tesoro que iba a ser entregado a los españoles como rescate del último emperador inca.

Las imágenes de cuatro lagunas estaban incrustadas en las piedras, por lo que se hacía difícil saber cuál de ellas albergaba el oro.

La imagen del rey, cuya corona se asemejaba a una flecha, apuntaba hacia la derecha y hacia allá nos dirigimos. Un halo de nostalgia nos invadió por unos minutos, caminábamos tres pasos y regresábamos como si nos hubiésemos olvidado algo importante. Tocamos las piedras por última vez y emprendidos la caminata hacia una de las lagunas negras.

Bajamos aproximadamente 10 metros entre una selva agreste siguiendo al travieso Olmedo, quien no se cansaba de machetear el camino lleno de ramas caídas por el cansancio de miles de años. Nuestros pies aún se hundían en el fango y el calor se hacía insoportable. Había ejércitos de hormigas negras cargando hojas secas hacia un agujero ubicado en un tronco.

De pronto el remezón de los árboles apareció de nuevo, esta vez más violentamente que cuando estábamos en las piedras. Olmedo paró la marcha y cargó su rifle apuntando hacia quién sabe dónde. Nos sentíamos en una de las escenas de la película Depredador, donde Arnold Schwarzenegger intentaba defenderse de un extraterrestre invisible.

Cuando todos esperábamos enfrentarnos a la anaconda que había salido de su guarida a proteger el oro sagrado, un tapir salió corriendo entre los árboles tropezando a cada paso. La posibilidad de cazar se pasó para Olmedo, quien solo atinó a sonreír después del susto.

Veinte metros más y el indígena nos mostró la laguna que aún estaba lejos de nosotros. Parecía como si a cada paso que dábamos ella se alejaba más, perdida entre los árboles.

Pero el efecto óptico se disipó minutos más tarde cuando Olmedo y Pedro entraron por un arco natural a las orillas. Parecía increíble que cientos de años después de la conquista aún hayan vestigios de presencia indígena.

El reloj marcaba las 13:00 cuando logramos tocar el agua con las yemas de los dedos. Los sobresaltos continuaron con la aparición de un pequeño caimán que se lanzó a las profundidades de la laguna, de cuyo centro emergían extrañas burbujas.

La laguna mide aproximadamente 500 metros de longitud y es una circunferencia exacta, tal vez hecha por el hombre para fines aún no definidos.

La idea de sumergirse en ella nos da escalofrío. “Solo con las maquinarias adecuadas sería posible una exploración total de la laguna, ya lo intentaron hacer unos canadienses e ingleses que intentaron vaciarla construyendo canales a su alrededor pero salieron corriendo despavoridos sin explicar lo que pasó. Incluso abandonaron sus pertenencias y no regresaron más”, trata de explicarnos Olmedo.

Tal vez sea mejor así. El oro estará mejor escondido que en manos de una civilización enceguecida por la ambición sin límites…

El Derrotero de Valverde, en una versión más antigua, parece que fue dictado por un indio, pues en varios párrafos se refiere despectivamente al blanco barbudo español enemigo de nuestra raza pura.

“Si quieres tener la ambición del blanco barbudo español, enemigo de nuestra raza pura, nunca des este derrotero que te voy a dejar, pues habiendo ido hasta nuestros cerros del sol los tres Llanganatis, meterás las manos en la laguna encantada y sacarás el oro, ambición del barbudo blanco y corregidores de Tacunga y Ambato, que nuestras razas siempre les mandarás oprobios y maldiciones pidiendo a Dios Viracucha haga justicia para que siempre queden en poder de nuestra tierra y que nunca descubran los barbudos.

Así te doy y te indico el derrotero que debes seguir sin avisar ni notificar a ninguno de los blancos que quieren vencer nuestros dominios.

“Te pondrás en el pequeño pueblo de Píllaro suelo de nuestro gran Rumiñahui, allí preguntarás por el Moya que era de Rumiñahui, seguirás hacia las alturas frías hasta llegar a nuestro cerro del Guapa a cuya punta, si es que el día fuese de bueno, mirando siempre el lado de donde sale el solo sea el pueblo de Ambato que tendrás siempre a las espaldas y fijándote tus ojos verás siempre, al lado donde sale el sol, los tres cerritos que se llaman los Llanganatis que están en forma de tres, como el de callo el Tacunga, que dan las tolas en línea recta las del cerro Hermoso.

Siguiendo este derrotero bajarás hasta llegar a la laguna verde que es la misma que se hizo a mano, ordenado por Rumiñahui, quien mandó a su hermano el cacique de Panzaleo se arroje allí todo el oro metal que quisieron los ambiciosos guiracochas para liberar a nuestro Padre Atahualpa con motivo de la orden que dio el guiracocha blanco. Seguirás, te digo, el cerro de Guapa, siempre con la montaña hasta que llegues al gran manchón de las grandes sangurimas que hacen de la confundir a los que anden por allí porque desvían del derrotero flechas.

“Pues te diré que ese manchón es el guía que llevarás siempre hasta la mano izquierda hasta cuando llegues al juncal grande; desde el juncal grande, a media ladera pasarás por medio de él, donde verás dos lagrimitas que llamamos “laguna de los anteojos”, por tener nariz al medio, una punta de arena semejante al Cuilcoche de Otavalos; desde este sitio volverás los ojos donde sale el sol y verás otra vez los Llanganates como lo viste otra vez desde el alto del gran Guapa y te prevengo que no te engañes porque dichas lagunitas has de dejar siempre a tu izquierda y siguiendo siempre con mano izquierda de nariz o punta verás un gran llano de paja donde es dormida del segundo día donde se deja las bestias y seguirás con pie hasta llegar a la laguna negra llamada Yanayacu, la cual dejarás a la izquierda, bajando con mucho cuidado a la ladera, llegando a la quebrada, llegando a la gran Chorrera que es el golpe del agua o Chorrera del Golpe, donde pasarás por puente de tres palos.

Y si estos no halla ya, buscarás sitio poniendo otro puente donde verás la choza donde sirve de dormida, unida a la gran piedra donde están trazados los derroteros. Al otro día seguirás el viaje por el mismo derrumbe de la montaña, llegando a la quebrada cerca muy honda donde pondrás palos para poder pasar con mucho tiento, porque es muy honda.

Así llegarás a los pajonales donde braman los rayos del cielo, siguiendo los grandes llanos; y viendo que termina el gran llanete entrarás en una grande cañada entre los tres cerritos, donde toparás con camino empedrado del inca y donde verás las puertas del socavón que está hecho como si fuera de iglesia; caminarás un buen trecho hasta topas con chorrera que sale de un hijo del cerro de Llanganates más grande haciendo tembladeras donde hay bastante oro que metiendo la mano sacarás otro granado. Pero para subir el cerro dejarás la tembladera y tomarás mano derecha por encima de chorrera, subiendo para dar vuelta el hijuelo y si acaso esta boca del hijuelo está tapada ha de ser con salvaje o musgo.

Quita con las manos y darás con la puerta donde verás la guaira donde está horno para fundir metal. Si quieres regresar procura coger el río que queda a mano derecha, cogiendo playa para el hato siguiendo siempre el cañón del desagüe de la laguna; luego seguirás a mano derecha hasta cuando veas la nariz de las lagrimitas de anteojos y el gran Guapa que siempre deja atrás al pueblo de Ambato; seguirás cerro de mayordomo siguiendo pajonales fríos para bajar a Píllaro

Puerto El Morro

Posted in balnearios, sitios turisticos with tags , , , , , , , , , , on agosto 16, 2008 by edmolin657

El Morro
Puerto El Morro es una de las parroquias rural, esta pequeña localidad ha guardado en estos años el secreto de poseer extensos atractivos naturales que muchas personas desconocen como es, su extenso manglar, sus aves y por supuesto: delfines nariz de botella (Bufeos).
Desde este lugar salen grandes cantidades de cangrejos hacia la ciudad de Guayaquil, así como conchas, ostiones, mejillones, entre otros moluscos, para el consumo.
Ubicación
Se encuentra ubicado a 20 minutos de General Villamil y a una hora y media desde Guayaquil.
Extensión
x x x x x x x x x x x x x x x x x x x x x x x x x x x x x x x x
Clima
El clima es regularmente bastante soleado durante los meses de diciembre a abril, por lo que el protector solar es indispensable. En estos meses, las temperaturas son bastantes cálidas, teniendo un promedio de 28ºC. De mayo a noviembre, las temperaturas son más templadas, teniendo un promedio de 26ºC.
Flora
Dentro de su flora más significativa se encuentra el algarrobo, cullulle, muyuyo, aromo, cascol, ciruela, junquillo, ceibo, pitajaya, balsa entre otros. En algunos lugares se encuentran plantas de algarrobo
y algarrobito.
Fauna
Se puede encontrar una variedad de avifauna como son: gaviotas, garzas, pelícanos, albatros, cucube, etc.
En ciertas épocas llegan a la costa variedad de especies como: lobos marinos, piqueros patas azules incluyendo una gran variedad de ballenas.
Los delfines nariz de botella, llamados localmente bufeos, residen en los alrededores de Puerto El
Morro y Posorja.
Atractivos
• Observación: Puede recorrer en embarcaciones turísticas escoltadas por delfines que se encuentran en estado natural y silvestre único en el mundo que no pueden perdérselo para observar.

Cultura Cerro Narrío

Posted in HISTORIA with tags , on agosto 15, 2008 by edmolin657
 Cerro Narrío
(2000 – 600 a.C)
Conocida también como Chaullabamba, floreció en las hoyas meridionales de las actuales provincias de Cañar y Azuay. Sus poblados ocupaban generalmente las colinas o las altas terrazas fluviales desde donde dominaban importantes rutas de comunicación que recorrían los extensos valles agrícolas andinos.

Su subsistencia se basaba en la agricultura y en la ganadería de camélidos. Un alto complemento alimenticio se obtenía de la caza de venados y de otros animales menores, de cuyas osamentas elaboran exquisitos adornos y artefactos.

El sitio Cerro-Narrío es considerado como un importante centro comercial en las conexiones Costa-Sierra-Amazonia, por sus contactos con Valdivia Terminal, Machalilla, Chorrera, y con la tradición Upano de las faldas del Sanagy, desde donde obtenían productos propios de los pisos ecológicos de clima caliente.