Archivos para lagunas

Laguna de Quilotoa

Posted in balnearios, sitios turisticos with tags , , on septiembre 16, 2008 by edmolin657

 

El equipo que viajó al Quilotoa fue el mismo de anteriores viajes. El clan de los aberrados.

 

Día 1: 22/04/99 “La Partida”

Salimos del Terminal Terrestre de Guayaquil mas o menos a las 22h30 cargados con nuestras mochilas, el cd de Hugo Idrovo y la infaltable cámara de fotos. Nuestro destino inmediato era la ciudad de Ambato. Ciudad elegida como base de operaciones para nuestra travesía.

Del trayecto no hay mucho que contar, fue como casi todos los viajes de noche: Después de que apagan la luz del autobús, todos quedamos profundamente dormidos.

Día 2: “La conquista”

Amaneció muy temprano para nosotros. Habíamos llegado a Ambato. Después de caminar algunas cuadras, conseguimos un hotel donde pasar las siguientes 2 horas, pues no quedaba mucho tiempo para el descanso, había que estar de pié y listos para salir hacia Latacunga, ciudad donde cojeríamos la conexión que nos llevaría a nuestro destino final: La Laguna del Quilotoa.

Eran cerca de las 2 de la tarde cuando por fin llegamos a Zumbahua, habían sido casi dos horas de viaje desde Latacunga, en el que la mayoría de nosotros durmió tratando de continuar el sueño interrumpido la noche anterior. Veíamos cada vez más cerca la hora de llegar al Quilotoa y ver la laguna en su cráter.

Zumbahua es un pueblito a 45 minutos del Quilotoa, su población es en su mayoría indígena y hablan quichua. Aqui uno puede comprar galletas, refrescos y otras golosinas. Allí alquilamos una camioneta para que nos llevara, por fin, a la laguna.

El trayecto desde Zumbahua hasta el Quilotoa no deja de ser impresionante, a cada instante uno ve acantilados y formaciones rocosas increibles, más de una vez tuvimos que hacer parar el carro para tomar fotos. Incluso la gente que uno encuentra en el camino es en extremo pintoresca.

Bueno, no tengo palabras para explicar lo emocionante que es admirar por primera vez aquel cráter lleno de colorido e inmensamente grande. Allí estabamos nosotros, sin hablar, contemplando la laguna vestida de verde y azul, como un espejo gigante donde se miran las nubes. La verdad, fue mucho mejor de lo que nunca hubiésemos esperado. Valió la pena el largo viaje, y sí que valio la pena.

Después de las obligatorias fotos al borde del cráter no quedaba sino una sola cosa por hacer, … descender hasta la laguna misma.

En sí, bajar no es difícil. Incluso hay una especie de camino. Nosotros hicimos 30 minutos.

Es impresionante ver los matices de verdes y azules con que se muestra el agua. Nos quedamos allí en la orilla, admirando el paisaje y comiendo algo de provisiones cerca de una hora, en la que nos dimos tiempo para fotografiar todo, incluidos algunos llamingos silvestres que pastaban cerca de nosotros. Luego nos tocaría lo más difícil, regresar hasta el borde del cráter.

Subir nos tomó dos horas. La verdad, a esa altura, 3500 metros, caminar 10 pasos se vuelve una dura tarea. Y más aun cuando algunos tramos eran ceniza volcánica.

Llegamos rendidos a la cima, pero satisfechos por la experiencia. Lo más triste fue tener que abandonar ese lugar, pues ya anochecía, solo nos quedaba el recuerdo de un cargamento de fotos y una hermosa experiencia que no se olvida.

Día 3: “El Regreso”

De regreso a Guayaquil, una vez más, trayendo con nosotros otra misión cumplida, y planeando la próxima.

 

[English][Contáctanos][Música][Galería][Ciudades][Postales]
 

 

Fuente:


http://www.ecuatorianisimo.com

Ecuador 1999

 

Sucumbios ( Turismo)

Posted in fotografias, provincias, sitios turisticos with tags , , , , , , , , , , , , on septiembre 5, 2008 by edmolin657

En el seno de este majestuoso y bello rincón de nuestra patria se encuentra Sucumbíos, cuna de la diversidad cultural, étnica y un mosaico cultural del pueblo mestizo, llegados de todas los rincones de la patria.

Nuestra provincia de Sucumbíos por su privilegiada ubicación en la cuenca Amazónica se identifica por su gran riqueza natural y biodiversidad, flora y fauna constituyen el albergue de miles de animales y microorganismos.

La biodiversidad ecológica de Sucumbíos es impresionante y digna de conocer. Una interminable selva con fascinante flora y fauna, rios de pequeños y grandes caudales, laguna, cascadas y  páramos vírgenes de la zona andina, entre otros encantos, han permitido ser reconocida por su importancia nacional y consideradas por el Estado Ecuatoriano, como áreas protegidas entre estas tenemos la reserva de Producción Faunística Cuyabeno, Biológica Limoncocha y parte de la Reserva Ecológica Cayambe-Coca.

Con toda esta amalgama de bendiciones que posee la provincia de Sucumbíos, el turismo comunitario ecológico está tomando fuerza con el apoyo de varias instituciones como el Gobierno Provincial de Sucumbíos.

La provincia de Sucumbíos al momento cuenta con varios centros turísticos comunitarios los mismos que ofrecen diferentes servicios

Sucumbios

Click to enlarge Click to enlarge Click to enlarge Click to enlarge Click to enlarge
Click to enlarge Click to enlarge Click to enlarge Click to enlarge Click to enlarge
Click to enlarge Click to enlarge Click to enlarge Click to enlarge Click to enlarge
Click to enlarge Click to enlarge Click to enlarge Click to enlarge Click to enlarge
Click to enlarge Click to enlarge Click to enlarge Click to enlarge Click to enlarge

Laguna del Salado

Posted in sitios turisticos with tags , , , , , , , , , , , , , on septiembre 2, 2008 by edmolin657
Impresionante lugar localizado a 45 Km. De Tulcán y 4 Km. de San Gabriel.Este hermoso paraje tiene una

extensión de 10 has., a una altura de 2760 msnm, ubicado muy cerca de otra belleza sin igual el Bosque de los Arrayanes.Es un embalse lacustre en forma de “U”. La construcción se efectuó hace setenta años. Sus aguas se originan en los páramos de la comunidad de Chutan Alto donde nace el río San Gabriel al cual se lo desvía en canal abierto para dar riego y acumularla en abrevaderos para las grandes superficies de pastizales de la zona, dedicados al manejo de ganadería.

Se encuentra cercada por colinas con cultivos y pastos; su topografía es irregular con ondulaciones y zonas planas donde se encuentran los cultivos. Existen especies de plantas introducidas como el eucalipto, pino y nativas como la chilca, totora de la cual las comunidades aledañas aprovechan para la elaboración de esteras, además esta especie se encuentra asociada al espejo de agua al igual que plantas acuáticas que han ganado gran espacio haciendo que el espejo de agua se reduzca. Esta laguna se encuentra en estado de eutrofización.Están rodeadas de árboles de pino, pasto, quicuyo y totoraSin duda  alguna llama la atención a turistas nacionales e internacionales por su flora como sauces, totoras,  pastos ,orquídea, capulí, plantaciones exóticas de pinos y eucaliptos, así como la fauna  propia de el lugar: colibríes, lechuzas, tórtolas, que contribuyen a hacerla aún más hermosa .  Sus aguas transparentes (10°c) la convierten en lugar propicio para encontrar tranquilidad  y paz con un toque de romanticismo.    

 

 

 

 

 

 

 

 

Los secretos de Yaguarcocha

Posted in fotografias, HISTORIA, notas periodísticas, provincias, sitios turisticos with tags , , , , , , , , , , on agosto 31, 2008 by edmolin657
Los secretos de Yahuarcocha

Científicos comprobaron la presencia de restos humanos bajo las aguas de la mítica laguna de Yahuarcocha, escenario de una sangrienta batalla entre caranquis e incas hace 500 años

Las crónicas dicen que las aguas de Yahuarcocha se tiñeron con la sangre de los caranquis sacrificados por los incas, hace cinco siglos. La ciencia acaba de confirmar que la masacre ocurrió. Casi un metro más abajo del fondo del lago, enterrados en el lodo, investigadores y científicos hallaron fragmentos de huesos que pertenecieron a cientos, quizás miles de indígenas.

Los vestigios estudiados presentan signos de una increíble violencia.

¿Cuántos caranquis, cayambis, otavalos y pastos dejaron su último aliento en sus orillas? ¿Cuántos cerraron sus ojos para siempre junto al lago?

Los indígenas creen que las lagunas son ciegas: los lagos no pueden ver y por eso no se mueven para ningún lado.

Pero Yahuarcocha, laguna de aguas quietas y azules, quizás abrió los ojos por esa única vez.

Escuchó los gritos, los llantos y el último suspiro de los sacrificados. Compasiva, acogió en su vientre de lodo los restos de los últimos rebeldes del incario. Y decidió guardar el secreto durante 500 años.

A inicios de septiembre pasado, un grupo de buzos e investigadores equipados con aparatos de última tecnología comprobó la veracidad de los relatos que los cronistas nos legaron: Yahuarcocha fue efectivamente un Lago de Sangre. Hoy es Lago de muerte.

La investigación no estuvo en manos de improvisados. El estudio lo realizó la firma Darwin Vest, especializada en logística subacuática y con experiencia en otros países, contratada por el Fondo de Salvamento del Municipio de Ibarra (Fonsalci) a un costo de 50 mil dólares para descifrar los enigmas de la laguna.

El trabajo incluyó datos sobre sedimentos, recomendaciones para el dragado del fondo de la laguna e información sobre las especies que viven en los alrededores.

Pero el punto fundamental fue descubrir la razón por la cual, desde hace casi dos años, una draga extraía con demasiada frecuencia fragmentos de huesos humanos.

¿Cómo desentrañar los misterios en una laguna con 2,5 kilómetros cuadrados de superficie inundada, casi ocho mil metros de perímetro y con profundidades de hasta 11 metros?

Los expertos identificaron, con ayuda satelital, 832 puntos referenciales en el espejo de agua y 280 en la periferia. Otros 46 puntos fueron calificados como de interés especial.

Entre fines de agosto y la primera semana de septiembre, cinco buzos se sumergieron en las frías aguas.
Estaban apoyados con equipos de alta precisión:

Herramientas satelitales, sonares, cámaras subacuáticas y un mini robot explorador, llamado Vídeo Ray GTO, el más avanzado para profundidades inferiores a los 150 metros y del cual se encuentran unos 600 explorando las aguas del planeta.

Camposanto bajo el agua
En la zona noroccidental del lago, los expertos encontraron “un número proporcionalmente alto de osamentas humanas fragmentadas con claros índices de violencia”, según consta en el informe que el experto Darwin Vest presentó en octubre al Fonsalci.

Mediante fórmulas para calcular el nivel de sedimento y su evolución a través del tiempo, establecieron una edad preliminar de los restos: “Según nuestros cálculos, estas osamentas han sido sepultadas en el sedimento hace unos 500 años, es decir, 1500 años después de Cristo”.

La historia contemporánea sitúa la batalla de Yahuarcocha entre 1497 y 1502.

La mayoría de estudiosos concuerda en que el episodio final, cuyo epílogo fue la masacre, ocurrió en 1501 en las orillas de la laguna, que hasta ese día se habría llamado Caranguecocha.

El estudio de los restos cubrió aproximadamente 300 metros cuadrados en 15 puntos de la laguna: apenas el 0,01 por ciento del fondo sublacustre.
“Considerando el número de vestigios humanos encontrados, podemos afirmar que existe una cantidad inusual y estadísticamente elevada de fragmentos”. Jean-Thomas Bujard, director de Darwin Vest, confirmó que los fragmentos óseos extraídos para estudio bordean el centenar.

El informe no deja lugar a dudas. “Las claras señales de violencia encontradas en los fragmentos de huesos humanos, perteneciendo a un amplio abanico de edades y corpulencias, apoyan la tesis de un evento caranqui-inca. Generalmente, con el tiempo, ciertos huesos como los del cráneo se separan siguiendo sus líneas naturales.
En los restos que hemos recuperado, las fracturas observadas en fragmentos de cráneo han sido provocadas por percusión e interesarán ciertamente a científicos forenses”.

Para César Guerrero, del Fonsalci, el hallazgo es una evidencia de la masacre. “Lo difícil es determinar cuántos fueron los sacrificados”.

Un cadáver, dice Guerrero, flota al tercer o cuarto día sobre la superficie.

El viento corre en dirección suroeste, de manera que muchos cuerpos quizás fueron recuperados.

Según su hipótesis, los restos que permanecen en el fondo de la laguna son los que quedaron atrapados entre el lodo y el sedimento.

El arqueólogo José Echeverría, experto en la zona, recogió tradiciones orales.

“Personas mayores refieren que hasta hace 70 u 80 años se encontraban cráneos humanos con frecuencia en la parte suroeste de la laguna… inclusive, jugaban a la pelota con ellos”.

El siguiente paso de la investigación será realizar las pruebas de Carbono 14 para confirmar la antigüedad de los restos.

Por el momento, las investigaciones in situ no continúan por falta de presupuesto: se requieren al menos 200.000 dólares para continuar.

Entre los proyectos a mediano plazo está la construcción de un museo de sitio.

Cinco siglos de silencio no son más que un suspiro para Yahuarcocha, que ha vivido cerca de 12.000 años. Pero en tan larga vida, solo una vez abrió los ojos: para presenciar la matanza de los caranquis. Si hubiera podido llorar, habría llenado otro lago, con sus lágrimas.

Santuario sumergido Yahuarcocha esconde en sus profundidades piezas de cerámica, rocas, artefactos e inclusive una tumba.

“Podemos hablar de un asentamiento sumergido bajo el agua”, explica César Guerrero, director del Fonsalci.

Un extraño utensilio extraído del asentamiento aparenta ser una piedra de moler. Pero en lugar de ser plana y con cierta inclinación, tiene una concavidad y un agujero hecho intencionalmente: los arqueólogos piensan que se trata de una piedra de sacrificio.

Este tipo de hallazgos no es nuevo. Junto a la pista de carreras se encuentra una piedra del tamaño de una tina de baño prehispánica.

¿Cómo fueron a parar las piezas al fondo de la laguna? El arqueólogo José Echeverría sugiere la posibilidad de que en tiempos de sequía un pequeño poblado se asentó en las orillas del lago y con el tiempo, las aguas lo cubrieron.

No es nueva para los arqueólogos la presencia de montículos levantados cientos de años atrás, con fines religiosos, para pedir a sus deidades el fin de la sequía.

Laguna de Pisayambo

Posted in sitios turisticos with tags , , , , on agosto 16, 2008 by edmolin657

Laguna de Pisayambo Imprimir E-Mail

 

 A pocos kilómetros de Salcedo se encuentra la entrada al Parque Nacional Llanganates, lugar, según cuenta la leyenda, en el que está escondido el tesoro de Atahualpa. Además de esta leyenda hay un camino que conduce a una laguna poco conocida enclavada en los páramos de la provincia de Tungurahua.

 

Para llegar a Salcedo se puede ir en bus o en vehículo propio y dejarlo en la gasolinera Petróleos y Servicios que está en la vía principal de entrada a Salcedo, yendo desde Quito. O dejarlo en San Andrés, a 18 kilómetros de Salcedo en dirección a Píllaro por el camino antiguo, en la tienda de la esquina bajo el cuidado del dueño un señor mayor muy amable.

 

Son 35 kilómetros en total desde San Andrés, para un tiempo estimado de pedaleo real de 3 horas y media. Es una ruta de nivel físico alto ya que son 22 kilómetros de subida en pendiente media. El nivel técnico es bajo. Puedes convertirlos en 70 si te quedan fuerzas para hacer el descenso que es espectacular.

 

Suele llover por el sector y correr bastante viento helado. Además San Andrés es el único lugar en donde podrán comprar comida y líquidos.

 

La ruta comienza en la población de San Andrés, hay una capilla de color violeta en una esquina, junto a la tienda que les mencioné. La descripción de la ruta es como sigue:

 

Km 0 – Parroquia San Andrés – capilla en la esquina, seguir por la izquierda camino empedrado.

Km 1,5 – seguir recto hasta salir al asfalto y seguir ascendiendo

Km 6 – Letrero Red Vial Tungurahua. Otra Y seguir recto por el empedrado

Km 11 – Fin del empedrado, comienzo del bosque de pinos y camino lastrado

Km 18 – Control del Ministerio del Ambiente – Entrada al Parque Nacional Llanganates

Km 22 – Comienzo del descenso

Km 27 – Puente fin del descenso

Km 28,5 – Laguna de Pisayambo

Km 31 – Y seguir por la derecha

Km 35 – Laguna pequeña

Laguna de Zancudococha

Posted in sitios turisticos with tags , , , , , , on agosto 16, 2008 by edmolin657

Laguna de Zancudococha (Iriparí): Su nombre no se debe a la abundancia de mosquitos en la laguna, sino más bien a un mal entendido: el nombre indígena de la laguna es “soncora¥”, que para los Sionas y Secoyas quiere decir “laguna del pequeño pez que llamamos son¥co”, lo que al oído mestizo sonó de alguna manera como “zancudo”. Abarca desde la desembocadura de la quebrada Zancudo en el río Aguarico, su drenaje natural, hasta el cuerpo de agua de la laguna propiamente. Es la laguna de aguas negras más grande y redonda de la Amazonia ecuatoriana; en esta zona del río Aguarico la selva está bien conservada siendo posible observar mucha fauna de río, especialmente al delfín rosado de la amazonía. Desde Zancudo, existe una trocha militar que conduce hacia el río Tiputini y varios otros senderos interesantes que serpentean por la selva. Así mismo existe una torre de observación, Sacha Urcu, que mide 18 m. de alto y permite ver con una nueva óptica los distintos estratos del bosque.